27 Junio, 2017

Oh, My GOTH!!!

Oh, My GOTH!!!

El lunes en Aquí está su disco, Papu y Mario recorrieron el primer LP de una banda de culto cuya carrera fue corta pero su legado eterno. Con ustedes: In The Flat Field, de Bauhaus.

In The Flat Field es uno de esos discos influencia de cientos de bandas de los ’80s, ’90s y hasta de formaciones recientes; Bauhaus, una de esas bandas que de nombre les suena a todos y aunque no se tenga la discografía completa en la repisa, las tapas y el logo dan la sensación de haberlas visto seguro; los temas resultan conocidos… se reconocen esas mezclas, esos “se parece a un hijo de The Cure con Joy Division pero a la vez padre de Placebo”, y así se podría armar todo un árbol genealógico ficticio y musical que nunca termine.

Lo cierto es que estos contemporáneos de Siouxsie & the Banshees son entre estas y otras respuestas post punk, considerados la primera banda gótica. Dueños de una innegable e identitaria oscuridad, no negaban sus influencias punk y glam rock y todo quedaba traducido en un cada vez más poderoso y siniestro dark. Con este marcado estilo colmado de tristeza, densidad y claustrofobia sale en 1980 este disco, siguiendo los pasos que había marcado el sencillo Bela Lugosi’s Dead, del ’79.

El grupo grabó otros dos singles: Terror couple kill colonel (junio de 1980) y Telegram Sam (octubre de 1980), espléndida versión de Marc Bolan, de T. Rex que se editó poco antes de la aparición de In the flat field que, contradiciendo las más firmes leyes del mercado discográfico, no incluía ninguno de los singles realizados anteriormente por el grupo. El disco, dotado de una energía y una originalidad únicas, se convirtió, tanto por su contenido como por las imágenes en las que se inspira, en un verdadero manifiesto dark, ganándose, por otra parte un puesto entre los mejores álbumes de los ’80.

Peter Murphy, cantante y carismático líder, de rasgos vampirescos, voz profunda y marcada presencia escénica comenzó a despegar un excesivo protagonismo que opacó al mismísimo Daniel Ash, guitarrista de la banda, cuyo cuasi travestismo quedaba de lado, mientras los hermanos Jay se ocultaban tras gafas oscuras. Esto generó ciertos resquemores que concluyeron por disolver a la banda en 1983 un par de discos después.

Luego de idas y vueltas, nuevas formaciones, discos solistas, la banda volvería por un último tour de resurrección en 1998 y finalmente en 2005 de forma definitiva.

Noticias Relacionadas